ENVÍOS A TODO EL PAÍS

Mapas calados a mano

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

En el año 2012 comencé a explorar el calado en papel, una técnica desconocida por mi hasta ese momento y que me daba mucha curiosidad.
Era un momento de mi vida en donde sentía la necesidad de dejar de trabajar de la manera que venía haciéndolo y explorar nuevos territorios
en búsqueda de un leguaje artístico nuevo para mi.

Los mapas llegan a mi de algunos viajes y también de amigos que los guardan y me los regalan a su regreso. 
En ocasiones llegan joyas que tienen muchos años y están muy débiles.

Es un trabajo muy delicado y frágil, donde todo se puede romper en un minuto, pero el placer de conectar con los recorridos, 
los recuerdos, la memoria o la historia que cada mapa lleva en su interior, es único.